Disclaimer: perdón, perdón, perdón, perdón, perdón.

Hola otra vez.

Después de un año (o casi) desde el último post, es verdad que no podemos hacer como si nada. La foto nos gusta, pero también somos peña mazo ocupada por las fucking obligaciones del día a día.

Entre hipotecas, cambios de curro, idas y vueltas hemos tenido algo de tiempo para pensar qué queremos hacer de este proyecto y al final nos hemos reafirmado en la idea: hacer piña entre toda la peña que hacemos foto analógica y poner medios en la mano de todas aquellas (cheñorech y cheñorach) que se quieran acercar.

Que la foto no es solo una cosa de móviles y redes sociales, ni de élites entendidas, ni de peña que tiene el músculo para dejarse una pasta en una cámara. La foto es para todas (y todos). Pensamos que la foto es un modo de expresión al que cualquiera debería poder acercarse.

Dicho esto, tenemos algunas ideas locas en la recámara que os iremos mostrando conforme las vayamos elaborando, pero mientras, un poco de frikerío. Tranquis, que todo lo que estaba pendiente, sigue ahí.

Una de las cosas que nos gusta hacer es ir probando las movidas que van sacando las marcas de referencia al mercado de la foto analógica, que tras el anuncio de Kodak de la vuelta del Ektachrome y el anuncio de la vuelta de Ferrania al negocio (aunque hay quien dice que es un pufo que flipas), está más vivo que nunca.

En este caso la referencia que analizamos es Rollei con su Retro 400S.

El análisis

Es una película super-pancromática (WOW) de blanco y negro y como el nombre indica, ISO 400. Vale alrededor de 5€ y nosotros la conseguimos en FotoR3. Dejémonos de otros datos mucho más frikis, que esto no es la hoja técnica. Ah, se puede conseguir en formatos 35mm y 120 y también en bobinas de 30 metros, por si quieres ahorrar panojilla.

También está disponible su hermana Retro 80S, de ISO nominal 80.

El bokeh, co.

Las armas

Las fotos están hechas con una Leica M6, un 35mm Voigtlander Color-Skopar y un 50mm Jupiter 8. Y no tengáis miedo porque sea una Leica y tal, que con una Olympus OM10 me la juego a que podéis conseguir unos resultados parecidos.

A nivel de revelado: el bueno del HC110, dilución B (1+31). Como dice Vic: “Sale un poco mas caro, pero es el compromiso perfecto entre coste/efectividad/estetica”. Y si lo dice él, para mí va a misa, co.

Iglesia de San Gil en Luna

Una de las primeras cosas que se aprecian a simple vista es un contraste, que en serio, es el amor. Fotos de muchos likes en Instagram. Grano contenido (aunque depende de cuanto le estires a la exposición en el Lightroom, ekisdé), bastante buen detalle para ser película de 35mm. Tiene un rango dinámico de aproximadamente 1 paso.

Las malas lenguas la relacionan con la Agfa APX 400. Ya sabemos un poco la movida entre Agfa y Rollei.

Retrato de Dani

Viene en base transparente, lo que facilita el escaneado y siempre es curioso comentarlo con tus colegas cuando sostienes los negativos en la mano, en plan “hostia qué guay”.

Cafés ocultos

Vale que las fotos están algo subexpuestas y no soy un fotógrafo de la hostia, pero es que me encanta la diferencia entre las luces y las sombras y como consigue naturalmente un efecto muy buscado en la foto digital por mucha de la peña molona que tiene infinitos seguidores.

Saudade
Cafés ocultos de Madrid
Cafés ocultos de Madrid
318km
Volver a casa
Volver a casa
Café y gintonic
Vic

En fin

¿Que si la volvería a comprar? Seguro que sí, sobre todo me han entrado muchísimas ganas de probar esta emulsión en formato medio. Unos retratos en 120 con esta película tienen que ser la crema. Y ese guiño de Vic, qué, eh. Qué pasa con eso, eh. Porque yo necesito hablar de eso.

La podéis conseguir en Foto-R3 o en MacoDirect por unos 5 pavos aprox, como ya os contaba más arriba.

Gora Rollei!